Skip to main content

Global Conference registration is open! Join thought leaders, May 5–8, 2024, in shaping a shared future through discussions on global issues, innovation, and collective progress.

El fortalecimiento de las cadenas de producción de semiconductores entre EUA y México: Oportunidades y retos en la agenda de nearshoring

Este reporte analiza el panorama para fortalecer las cadenas de producción de semiconductores entre EUA y México, en medio de un reequilibrio global de la industria, y ofrece recomendaciones para acelerar el desarrollo de un ecosistema regional de semiconductores.

En respuesta a las crecientes tensiones entre EUA y China, los obstáculos generados por la pandemia de COVID-19 y la invasión de Rusia a Ucrania, tanto EUA como México están priorizando la cooperación en las cadenas de producción de semiconductores. La Ley CHIPS, que busca cambiar el paradigma mediante subsidios e incentivos por un monto de 52.7 mil millones de dólares, tiene como objetivo aumentar la competitividad y mejorar la resiliencia al fomentar la fabricación doméstica, así como la investigación y desarrollo. Esta legislación representa una oportunidad única para que México amplíe su presencia en la industria al establecerse como una alternativa viable a China y complementar a los aliados clave de EUA en la coproducción. México se encuentra en una posición favorable para atraer inversiones en montaje, pruebas y embalaje (MPE), pero debe actuar rápidamente y en colaboración con EUA para abordar barreras fundamentales, como la competitividad en costos, la disponibilidad de datos, la preparación de la fuerza laboral y preocupaciones generales sobre el clima de inversión.

El reporte puede leerse en conjunto con el resumen de conclusiones y acciones recomendadas de la Conferencia sobre Semiconductores de América del Norte, acuerdo que resultó de la Cumbre de Líderes de América del Norte en enero de 2023, y la cual reunió a representantes de la industria, el gobierno y académicos. El objetivo de esta conferencia fue identificar oportunidades para aumentar la competitividad de la manufactura regional y promover la resiliencia de las cadenas de producción de semiconductores.